¿POR QUÉ ESTE ES UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR EN VIAJAR?

La pandemia cambió la vida en el mundo y el turismo fue una de las industrias más afectadas: Se cancelaron miles y miles de reservas, se detuvieron los vuelos, cerraron los hoteles y los destinos turísticos, se prohibió abrir a restaurantes, se postergaron espectáculos… en conclusión, se paralizaron cientos de millones de puestos de trabajo directa e indirectamente vinculados.

Luego de largos meses de confinamiento, en los que el movimiento fue muy reducido, algunos países van reactivando sus economías y ya se vislumbra que, en poco tiempo, se abrirán las fronteras y ¡el turismo volverá a moverse!

Sin embargo, aún habrá muchas restricciones. La mayoría de servicios trabajarán a la mitad de su capacidad y los cupos serán tan limitados que, muy probablemente, no se podrá atender la demanda.

Las empresas turísticas buscan asegurar hoy una parte de esa demanda, haciendo ofertas realmente sensacionales que, difícilmente, se repetirán, por lo que, quienes no las aprovechen, probablemente deberán pagar precios similares a los que habían antes de la pandemia, con un agravante: la falta de cupos.

Por eso, este es un momento EXCELENTE para asegurar un viaje a precios que no se volverán a presentar.